Carta de un médico sin destinatario

“Feliz día del Médico Boliviano” a todos mis mentores por aportar con su granito de arena en lo que hoy en día refleja mi profesionalismo, agradecer a mis escuelas formadores (HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN FRANCISCO XAVIER DE CHUQUISACA, HOSPITAL MUNICIPAL DE PADILLA, HOSPITAL OBRERO N°6 Dr. JAIME MENDOZA DE LA CIUDAD DE SUCRE, HOSPITAL OBRERO N°1 LA PAZ SERVICIO DE ANGIOLOGÍA, VASCULAR Y CIRUGÍA CARDIOTORÁCICA DEL 6TO PISO, CLÍNICA ADOLFO KOLPING DE LA CIUDAD DE EL ALTO Y HOSPITAL OBRERO N°15 YACUIBA), en ellos un sin fin de profesionales en salud que de mencionarlos, podría pasar horas y horas en mi teléfono celular, a todos y cada uno de ellos va mi infinito y eterno agradecimiento.

Como profesionales médicos, debemos sentirnos dichosos de tener la profesión más noble sobre la faz de la tierra… Pero en este momento esas frases para mí, sólo quedan como tal… “frases”. Abajo de todo este texto lleno de alegría y a la vez angustia, ejemplifico toda la travesía que todo médico tiene que pasar: horas de estudio (un dibujo realizado a puño mío, en realidad todos los dibujos del mosaico son míos), entrenamiento, dedicación y sacrificio, he ahí una foto mía en sala de operaciones haciendo lo que más me gusta hacer SALVAR VIDAS… LA FOTO CENTRAL Y LA MÁS IMPORTANTE PARA MÍ, porque me tocó vivirlo en carne propia, el estar detrás de unos barrotes de metal, con paredes frías y pequeñas, trasladado con esposas entre las manos, cuál si fuera un criminal, acaso no existe una diferencia entre una persona que viste una bata blanca con pasión de salvar la vida y una persona que criminal…?

La respuesta la tiene cada uno de ustedes que está leyendo este relato que parece un pequeño cuento de terror; pero, no es así… es la vida de un médico. El ser humano es errante por naturaleza, no podemos ser perfectos, de ser así, tendríamos alas en las espaldas e irradiaríamos una luz brillante. Lejos de mi hogar, de mi familia y de mis amistades… hoy me queda desearles todo lo mejor en este día tan especial a los míos y cada una de las personas que conozco.

Atentamente

Un Galeno

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *